“Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.” (Hechos 2:1–4 RVR60)

Este fue el relato pentecostés cuando el Espíritu Santo lleno todos aquellos que oraban en esa casa en Jerusalén. Había más de 100 personas, y todas ellas experimentaron el poder del Espíritu Santo. Esta manifestación de la presencia de Dios se ha convertido en la puerta por la cual tú y yo podemos entrar y experimentar el mismo poder en nuestra vida.

Pentecostés es real. Puede transformar cada vida, y es así. Tú y yo lo podemos experimentar. Pero lo que estoy preguntando hoy es esto: ¿Puedo recibir el Espíritu Santo en mi vida?

Antes de responder a esta pregunta, es esencial saber que tienes que convertirte en seguidor de Jesucristo; sólo entonces el Espíritu de Dios puede morar en ti. Este bautismo que se nos ha dado en Pentecostés se trata de poder y autoridad para las misiones, y misiones empieza en casa.

El libro de Hechos 1:8 dice: “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” (Hechos 1:8 RVR60). La experiencia pentecostal tiene que ver con el poder y la autoridad que nos han sido concedidas dentro de la gracia de Dios.

Para estar llenos del Espíritu, tú y yo primero tenemos que convertirnos en seguidores y amantes de Jesucristo. Sólo entonces tenemos acceso a la experiencia Pentecostés. Cuando tenemos un encuentro con Jesús y permitimos que El tome el control de nuestras vidas es cuando Su Espíritu toma residencia.

¿Cómo podemos ser llenos del Espíritu Santo? La respuesta es simple y tiene que ver mas con el deseo de estar hambriento de la presencia Dios. Cuando experimentas el poder abrumador del Espíritu Santo; esto te lleva a humillarse en adoración y reverencia. En más de una ocasión he oído la voz audible de Dios. He visto y experimentado lo sobrenatural, pero nada puede satisfacer más que estar en comunión con el Espíritu Santo. Quiero seguir hambriento de su presencia. Mi oración favorita es ” Señor, quiero más de ti”. ¿Estamos desesperados por la presencia de Dios? Dios no huye de nosotros cuando tenemos sed de El, es todo lo contrario. Su presencia se hace tangible.

¿Cómo podemos mantener la experiencia Pentecostal?

Creo que hay al menos tres maneras que pueden ayudarnos a seguir creciendo en comunión con el Espíritu Santo.

Primero, cuando hemos experimentado el amor de Dios. Cuando amamos a DIos con todos nuestros pensamientos, con todo nuestro corazón, con todo nuestro espíritu. Esto nos permite amar a otras personas y amarnos a nosotros mismos. Amarnos a nosotros mismos dentro de este contexto no es egoísta ni es ser orgulloso, sino es una manifestación sana del amor de Dios hacia nosotros. También es lo que nos permite amar a otras personas. Hay un verso fascinante en Colosenses 1:8 que dice: “quien también nos ha declarado vuestro amor en el Espíritu.” (Colosenses 1:8 RVR60)” Pablo está hablando de Epafras, que era un siervo fiel. Él nos dice que el amor que han experimentado, el Evangelio, es el resultado del amor de Dios manifestado en la presencia real del Espíritu Santo. En otras palabras, estamos llenos del Espíritu Santo cuando estamos enamorados de Dios, cuando amamos a los demás y cuando nos valoramos a nosotros mismos como hijos e hijas de Dios.

Segundo. Pablo nos alienta a orar en el Espíritu. Efesios 6:18 dice “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;” (Efesios 6:18 RVR60). Esto significa que debemos orar constantemente usando la Palabra profética de la Verdad, que es llamada la Espada del Espíritu. Oramos bajo la influencia y la guía del Espíritu de Dios. Cuando hacemos esto, ejercemos nuestra autoridad divina y nuestro poder sobre el reino de las tinieblas.
El reino de las tinieblas no es sólo la influencia y manifestación de las fuerzas espirituales oscuras, sino que también puede significar la oscuridad de nuestras almas y la confusión sobre nuestras mentes.

Tercero. Pablo en Romanos capítulo 8 versículo 26 dice que “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.” (Romanos 8:26 RVR60). Me parece fascinante. En Primera de Corintios 14, Pablo habla de dos dones del Espíritu: el don profético y el don de lenguas. Y al igual que Colosenses y Efesios donde tenemos amor en el Espíritu, y oramos en el Espíritu, ahora a través del don de lenguas podemos orar en el Espíritu de una manera sobrenatural que nos ayudan a nuestra edificación personal y en nuestra comunión con Dios. Tengo la impresión de que este don de lenguas, que es un don del Espíritu Santo esta muy relacionado con lo que Pable describe en Romanos ocho, donde el Espíritu Santo intercede por nosotros con gemidos, con un lenguaje que no tiene gramática y que es divino.
Estoy muy consiente de que muchos no tienen este don, sin embargo, el Espíritu no hace ninguna distinción, somos edificados cada vez que él ora por nosotros.

Así que, para estar llenos de Espíritu este Pentecostés debemos estar clamando a que Dios nos haga tener un hambre por su presencia. Crecer en una relación madura con el Espíritu Santo es estar enamorado de él. Es orar en el Espíritu constantemente y ser guiado por el Espíritu que está intercediendo por nosotros.

¡Que tengas un gran día de Pentecostés!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.